ARG | San Miguel de Tucumán: Un día

0:42:00

Casa de Tucumán
Un día. Solo un día me fue suficiente para darme cuenta que tenía que volver a este lugar.


Llegar en micro desde Santiago del Estero, viendo como se acercaban las montañas fue algo que difícilmente vuelva a experimentar. En principio porque pensé que eran nubes (...) pero a medida que me acercaba se empezaban a encender las luces de las casas y el paisaje me tomó por sorpresa.

Ignorando los bichos estrolados en el vidrio se ve de fondo una postal única

Llego al hostel en que me pensaba hospedar pero no me convenció mucho, de hecho el que atendía  me dijo: "si queres fijate si se acomoda a lo que estas buscando así no te llevas una decepción". Le hice caso y me fui a buscar otro lugar. Caí en un muy buen hostel, en el Backpackers Tucuman (no me va mucho que le pongan "Backpackers" cuando nadie se enojaría si le ponen "mochileros" pero bue). Por lo poco que estuve las personas que estaban ahí me parecieron muy copadas y pude dormir bien.

Como tenia solo una noche, me dije: hoy tengo que ser un tucumano más, tengo que ir a la Casa de Tucuman, comer humita,  tamal con queso y dulce de batata (razonamiento sagaz, como si los tucumanos hicieran eso todas las noches).


Uno de los pocos lugares que encontré abierto (ni un alma por el centro...) fue La Criolla. La atención no me pareció la mejor, pero la comida y más que nada el recordar que a las 9am tenia que estar en la oficina de nuevo, me llevó a disfrutar del lugar.

Despues de ahi, fotos, videos y a dormir.
La peatonal de lo que seria el microcentro tucumano
Creo que mi próximo destino luego de las vacaciones va a ser el norte, me quedaron  historias por conocer, comidas ricas por comer y varios paisajes por explorar. S.M. de Tucumán va a ser un gran lugar de partida para recorrer esta parte tan linda del país.

PD: Ah pero esto esto no queda ahí, hay más anécdotas para contar pero vendrán más adelante cuando salga a la luz la parte de Termas de Rio Hondo.

-Anecdota 1: La ida en micro desde Termas de Rio Hondo no fue la mejor que tuve. Como siempre, elijo el asiento #1 y fui espectador de lujo del atropello de un perrito, que la ligó 2 veces, primero por una traffic y despues por el micro en el que iba. Nunca me había pasado. Lamentablemente no todas las anecdotas son buenas.

-Anecdota 2: Iba en el taxi al aeropuerto para volver a Buenos Aires y el chofer me saca al toque que soy de Buenos Aires. Sin mediar mayor discusión me dice: "que te parece la gente de Tucuman?" y yo, sin intención de ser condescendiente le respondí que "Bien, copada, nada que ver con la de Buenos Aires". -"Ah, lo que pasa es que vos estuviste muy poco acá, yo te diría que vivas unos días y te vas a dar cuenta de lo tramposos que son los tucumanos!". A mi casi se me caen las lagañas cuando dijo eso. Me va a quedar por confirmar los dichos del señor tachero en una próxima visita, que por ahora le doy la derecha en su teoría...era de Lanus, con una amplia experiencia en "ventajeros" metropolitanos.


-Consejo: tener cuidado por donde se va solo, el aviso del taxista no fue en vano, hay gente con malas intenciones en todos lados.



Más fotos:

Queso de cabra con dulce de batata. El dulce estaba muy dulce!


Humita y Tamal a punto de ser ingeridas sin resistencia por quien les escribe.



Tucuman está lleno de catedrales, como muchas ciudades del noroeste de Argentina



La vista desde el asiento #1




You Might Also Like

0 comentarios

Este blog pertenece a

Seguí de cerca nuestras historias

Dónde nació este proyecto


Este es un blog de historias, de anécdotas acompañadas con fotos. En este LINK podrás encontrar de donde surgió el nombre y lo que queremos mostrar al mundo.

Subscribe