URU | Piriápolis: Una agradable sorpresa

17:37:00

Postal de la playa principal de Piriapolis

Piriápolis fue para mi una enorme sorpresa. Caí al lugar con las expectativas más bajas que un viajero puede tener: la de un lugar de paso. Y me equivoqué...


Los "pianitos" del circuito callejero
Personalmente yo conocía Piriápolis solamente por haber escuchado que ahí corría una carrera de la F3 Sudamericana (sí, siempre el automovilismo presente). Obviamente lo primero que hice fue buscar los ratros del circuito cual Atlántida perdida en el océano...aunque un poco más fácil que encontrar la Atlántida ja.

También habia escuchado que había un castillo ahí, el castillo de Piria pero que en definitiva, un castillo no movía ninguna brújula de cambio de destino. De hecho en mi estadía no lo visité porque encontré lugares naturales más atractivos, para los que crean en los centros energéticos y todo eso, el castillo es considerado uno de ellos.

Nos hospedamos en un hostel que más que un hostel parecía un geriátrico, por la cantidad de viejos personas de la 3ra edad que se estaban hospedando. Probablemente exageré en esa primera impresión, bueno lo confirmo ahora, exageré un poco.

 En total estuvimos 3 días ahí y nos hizo cambiar bastante el preconcepto. De hecho habían muchos jóvenes y de todas partes del mundo, por dar un ejemplo, conocimos una australiana muy buena onda que se prendió en el recorrido que hicimos al día siguiente por el cerro Pan de Azucar. Ya la cuestión estaba cambiando bastante.

Luego conocimos una pareja de Argentina que estaban en una movida parecida a la de nosotros, lo cual hizo aun más ameno nuestro hospedaje ahí. No es comun encontrar una pareja que se siente a charlar con gente desconocida, por lo general se "cortan solos" y a otra cosa. Este caso no fue así y merece el comentario (tal vez mas adelante haya un post sobre las distintas personas que uno se encuentra en el camino, pero dejemos que la inspiración venga por sí sola).

En resumidas cuentas,  el hostel fue una buena elección por el precio y la ubicación pero estaría bueno (para una próxima visita) probar otros hostels en la ciudad. Es mi humilde opinión sobre ello.

El Faso siempre presente

Volviendo a esta ciudad balnearia, se podria decir que su destaque esta en los accidentes geograficos que uno se puede encontrar en este lugar. Morros pegados al mar por ejemplo, no es algo que se ve todos los dias y eso además significa que no todo es paisaje si no que las actividades de los viajeros se multiplican a un nivel mas que interesante.

Camino a Cerro del Toro
El cerro no es complicado de subir hasta que uno está cerca de lo mas alto, cuando empiezan a aparecer rocas y lugares resbalosos, no ir en ojotas ni en chatitas, zapatillas si o si. El recorrido se vende solo cuando uno esta en la cima y se abre casi sin imaginarlo una de las mejores postales de todo Uruguay:


Piriapolis vista desde la cima del cerro
Estoy seguro que los atardeceres arriba del cerro deben ser inolvidables travesía de unos pocos porque bajar de noche no está permitido.

Admirando esa vista desde lo alto uno ya siente que valió la pena la subida. solo 490 metros de altura tiene el morro pero que es visita obligada si se pasa por Piriapolis. En mi opinión, no hay que retrasarse en la reserva viendo animales, que no hay muchos ni ofrecen mucho a la vista tampoco.

Si uno no tiene la posibilidad de hacer una subida de 2 o 3 horas, se puede ir al Cerro del Toro que es mucho mas fácil para subir y ofrece una linda vista también. Y se pueden tocar los huevos del Toro.

Como ciudad Piriápolis no ofrece demasiado, se puede ir a tomar algo pero si mi memoria no me falla no hay boliches por lo que es un lugar netamente para conocer o tirarse a la playa todo el día.

Conclusión, me sorprendió el lugar, iría de vuelta y me quedaría más días. Uno tiene la sensación de que una ciudad balnearia así debería ser más aprovechada, con instalaciones más modernas ya que se nota descuido en todos los lugares pero así como está tiene su encanto también, merece una visita.


-Consejo: en días húmedos o con probabilidad de lluvias, ni pensar en subir el cerro pan de azucar. No hay zonas en que uno tenga que escalar pero cerca de la cima las rocas dificultan mucho el acceso y se puede complicar un poco.

-Anecdota: En el hostel donde estaba había un recepcionista muy particular del horario nocturno, hacia ademanes con un tinte femenino. Una de las noches uno lo jodió diciendo: "Hoy no hay nada para hacer no? Parece que va a estar aburrido" a lo que contesto clavándole la vista cual pantera que tienen en vista a su presa: "Esta noche...esta noche recién empieza". Media vuelta y a dormir con una mano atrás, por las dudas.

You Might Also Like

0 comentarios

Este blog pertenece a

Seguí de cerca nuestras historias

Dónde nació este proyecto


Este es un blog de historias, de anécdotas acompañadas con fotos. En este LINK podrás encontrar de donde surgió el nombre y lo que queremos mostrar al mundo.

Subscribe