Lo que aprendí viajando

2:19:00





Aprovechando una tarde de lluvia en Buenos Aires que me recordó a Dinamarca, salieron unas lindas reflexiones sobre los 20 meses fuera de casa. Tal vez muchos piensan que viajar un tiempo prolongado nos transforma en seres celestiales, llenos de paz y amor, con un enfoque menos superficial de las cosas, etc pero lamento decepcionarlos que no es así. De hecho una amiga me lo dejó bien en claro hace unos días: "al final seguís siendo el mismo de siempre" y casualmente no lo decía por un aspecto positivo de mi personalidad. Qué haría si no tuviese mis amigos... "Que lastima que no me convertí en Gandhi" le contesté ironicamente pero luego lo pensé y me dije: también es importante seguir siendo uno mismo, con sus errores y sus aciertos.

A pesar de que no hay metamorfosis total, puedo asegurar en un 100% es que incorporamos miles de cosas que de otra manera no lo podríamos hacer, que cambiamos nuestra visión y (lo más importante para mí) que APRENDEMOS. Para los que están con ganas de viajar o que están empezando, tal vez se sientan identificados con los siguientes aprendizajes:



Los argentinos somos invasivos

Empezamos con un hecho que contrasta terriblemente con la cultura anglosajona (y escandinava), y que no me hizo sentir muy bien cuando me lo dijeron. Algunos dirán que los argentinos por ser latinos somos cariñosos, apegados, cálidos pero ojo porque en otras culturas nos llamarán pesados, invasivos, ruidosos. En definitiva algo de eso hay y no vale la pena ponerse loco por ser etiquetado de un lado o del otro sin embargo es muy positivo darse cuenta que nuestros modos de ser, pueden poner incómodos a personas de cultura diferente. Un buen aprendizaje.



Empezar de cero continuamente

No es ajeno a la realidad el "remar" constantemente cuando estamos estáticos trabajando en la ciudad o el pueblo, sin movernos en todo el año. La economía latinoamericana se caracteriza en fluctuar como en una montaña rusa y no hay nada como en la experiencia en carne propia para luego dar cátedra de ello. Ahora, estar viajando al estilo "working holiday" requiere cierta cintura para dar transitar por distintos lugares y empezar de cero. Por supuesto no hablo solamente desde lo laboral sino también desde lo social porque la despedida es cosa de todos los días.



Sin secretos

Viajando dejé de ocultar mis planes. Antes me empecinaba en guardar para mis adentros las decisiones mas importantes, hasta que me dí cuenta que era una estupidez. "¿Por qué no contarle a mis amigos los planes y las metas que persigo, si al fin y al cabo ellos también forman parte de mis planes?" Me lo pregunté y a partir de ese momento empecé a recibir ayudas inesperadas para concretar mis metas.



El mate es universal

El primer gran pecado que cometí en esta "vida viajera" fue regalar mi equipo matero antes de partir. Como si fuese poco, a medida que transcurrían las semanas aparecían mates por todos lados! Uruguayos, chilenos, franceses, suizos, daneses y hasta una persona de medio oriente me confesó su admiración al mate. Evidentemente el mate trascendió las fronteras y ahora pertenece al mundo entero. En una de esas vueltas, se hizo la luz y apareció un mate sin dueño para que lo tome y sea mi nuevo compañero de viaje.



Blog + Viaje = NO

Parece loco sin embargo a muchos viajeros que tienen blogs les pasa lo mismo: no pueden escribir mientras están de viaje. Me refiero específicamente a publicaciones como la que estoy haciendo en estos momentos y la explicación exacta no la tengo aunque debe estar relacionada con el entretenimiento y el tiempo que insume estar moviendose de un lado a otro. Tal vez como escribir en el blog es solo un hobby y viajar sea otro, ambos no sean tan compatibles en mi cabeza.



Actitud Mental Positiva (AMP)

Este para mí es el gran descubrimiento desde que salí de Argentina y seguramente merece un post aparte. La Actitud Mental Positiva es en realidad algo con lo que lidiamos todos los días, la capacidad para asumir los momentos difíciles y enfrentarlos. Además de eso, también se basa en maximizar nuestro potencial, entre otras cosas. No es mi intención vender un curso de AMP (no sé si existe) cuando solo incorporé pequeñas costumbres, si les parece interesante el concepto no es mala idea googlearlo y aprender un poco más.



No copiar el camino de otros viajeros

Facebook y principalmente Instagram nos invaden de fotos espectaculares, animalitos adorables, viajeros sonrientes y de prueba suficiente de que todo se puede. Esto ultimo no lo voy a discutir ya que es algo en lo que creo fervientemente, sin embargo aprendí que es mucho más divertido dejar de lado todos los consejos que podemos ver en esas redes sociales, evitar los videos donde se pierde la "seducción" de los lugares y hacer su propio camino.



Viajar no es todo

Una de las mejores reflexiones que tuve con amigos 100% nómades es que viajar por el solo hecho de viajar no es lo mejor, incluso algunos no lo toleran de entrada y se arrepienten. Por eso no aconsejo "dejar todo" por viajar sino que se vaya administrando en dosis razonables hasta que estemos seguros (para no empezar de cero como dije anteriormente). Lo que sí aconsejo siempre es animarse y en lo posible, evitar que los viajes se transformen en una nueva rutina.



El celular mata aventura

Hay cosas inevitables en los tiempos que corren y una de ellas es la dependencia al celular. Más arriba hablé un poco de lo que son las redes sociales y de lo tentador que es "chusmear" en las cuentas (vidas?) de otros. Además de esto hay otro aspecto que considero muy importante: con el celular en la mano no hay ninguna chance de perdernos. Antes podíamos conocer lugares donde nadie había llegado solamente por el hecho de errarle al camino correcto y hoy por hoy el GPS nos guía con una precisión asombrosa. Aunque tiene su beneficio, yo prefiero seguir perdiéndome de vez en cuando.



Nunca estas solo

Por último, lo que deben aprender aquellas personas que emprenden viajes solos es que en realidad nunca van a estar solos. Para dar un ejemplo, podría decir que en todo mi periodo de visa alrededor de Nueva Zelanda hablé más en español que en inglés y eso fue a consecuencia de que uno mismo busca el contacto humano. Todos necesitamos esa conexión que nos haga sentir un poquito más cerca de casa y al pasar el tiempo nos damos cuenta que no es difícil lograrlo, todo es cuestión de iniciativa propia.


Hasta el próximo post!




You Might Also Like

0 comentarios

Este blog pertenece a

Seguí de cerca nuestras historias

Dónde nació este proyecto


Este es un blog de historias, de anécdotas acompañadas con fotos. En este LINK podrás encontrar de donde surgió el nombre y lo que queremos mostrar al mundo.

Subscribe